¿Qué es y cómo funciona dropshipping? Ventajas y desventajas

grafico dropshipping

Resumen ➠ El dropshipping consiste en vender, sin tener que comprar los artículos a los proveedores, a cambio de una comisión por venta. Al no tener que comprar ni almacenar stock, el dropshipping, es una manera de empezar en el comercio online con una mínima inversión. El dropshipping tiene muchas ventajas, pero, también, muchos inconvenientes. Lo vemos.

Guía dropshipping

#1 – ¿Qué es el dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio en el que creamos una tienda online pero los productos que vendemos no son nuestros. Nosotros actuamos como intermediarios entre el cliente y el mayorista y, es este, el que se encarga de enviar el artículo vendido al cliente.

Esto significa que ni necesitamos comprar, ni almacenar, ni enviar el producto que nuestros clientes compran en nuestra tienda online. Nosotros cobramos el producto, damos su parte al proveedor y le pasamos el pedido para que haga el envío en nuestro nombre.

Por eso los gastos son mínimos… aunque los beneficios, también.

Como minorista, nuestro trabajo será mantener el catálogo de los productos de los proveedores que elijamos.

Si quieres probar en el comercio online el dropshipping es una manera muy económica de empezar ya que puedes construir una tienda con muy pocos productos, o incluso monoproducto, con lo que los gastos son mínimos.

#2 – Cómo funciona el dropshipping

Piensa en el dropshipping como un proceso que tiene tres pasos:

  • El cliente realiza un pedido de 100€, que cobra nuestra tienda online
  • Pasamos el pedido a nuestro proveedor y le damos su parte del precio de mayorista (75€)
  • El proveedor recibe nuestro pedido y se lo envía al cliente y nosotros nos quedamos con nuestra parte de beneficio.(25€)

gráfico de como funciona el dropshipping

Vendría a ser más o menos así. El mayorista pone un precio a un producto y nosotros le cargamos lo que creamos conveniente para venderlo. Casi nunca será un 30% más, aunque hay chollos y productos con poca competencia que podríamos forzar el precio.

#3 – Cómo empezar

En un negocio de dropshipping son tres los factores a tener en cuenta:

➜ Proveedor o mayorista. Es muy importante encontrar un proveedor fiable que cumpla con los pedidos y que mantenga el inventario físico. Hay muchísimos proveedores de dropshipping y hay que asegurarse de que sean buenos.

Los retrasos en el pedido nos afectarán directamente porque el cliente nos ha comprado a nosotros. Fallos en los pedidos hunden a cualquier tienda online.

Nuestra tienda online: La tienda online en la que el cliente realizará el pedido. Tenemos que listar todos los productos que vamos a vender mediante dropshipping con buenas imágenes, descripciones únicas y detalles y características del artículo.

Además deberemos ver donde crear nuestra tienda online, en qué plataforma. Aunque hay muchas, Shopify y Woocommerce son las más populares.

Clientes. El cliente no sabe que nuestro negocio es de dropshipping. Hace la compra en nuestra tienda y piensa que nosotros hacemos el envío. En caso de fallos en el envío o en caso de devolución contactará con nosotros, no con el mayorista. Una buen comunicación con el proveedor y con el cliente es fundamental.

Conseguir clientes es lo más difícil, por eso deberemos presupuestar algo para marketing online.

Una de las maneras más fáciles de empezar con el dropshipping es buscando un producto que pensamos que puede funcionar. Probarlo y si tiene éxito construir un nicho a partir de el.

La regla del 80/20 funciona en el ecommerce, y nos dice que de 100 productos 20 serán los que realmente tendrán éxito y nos darán dinero.

Por eso, lo más importante es la elección de los productos a vender y como publicitarlos. Escoger nicho no es coger un producto de Aliexpress y ponerlo a la venta. Tienes que ponerte en la piel del cliente. Al principio, sobretodo, es importante vender productos que conozcamos e incluso que nosotros compraríamos.

De todas formas, una de las ventajas del dropshipping es que es muy fácil y económico validar un producto.

grafico chica comprando online

Ya sabemos como es esto del dropshipping, vamos a ver las ventajas y desventajas.

#4 -Ventajas del dropshipping

➞ El dropshipping tiene muchas ventajas pero la principal es, sin duda, que todo lo relacionado con el almacenaje y los envíos, y toda la logística, se encarga el proveedor por lo que nos podemos centrar en las estrategias de marketing para vender más.

➞ Una segunda ventaja muy importante es que el dropshipping es una manera de validar un producto o nicho por muy poco dinero. Si una tienda de dropshipping no funciona ya sea por mala la elección de los proveedores o de los productos a vender, en un día, podemos crear otra igual.

Los portes serán más bajos para el mayorista que si el envío lo hacemos nosotros porque los proveedores ya tienen acuerdos con compañías.

Solo necesitas internet. Puedes gestionar tu negocio desde cualquier lado. Es un modelo ideal para trabajar desde casa o desde un pueblo pequeño.

➞ Disfrutas de precios al por mayor aunque solo vendas una unidad. Es una ventaja y, también, desventaja porque, como veremos, el margen es pequeño.

➞ El dropshipping es una forma de llevar a la práctica y de aprender sobre marketing digital, sobre posicionamiento web y sobre ecommerce, en general. No hay método mejor para aprender que hacer las cosas por uno mismo y sacar conclusiones.

➞ El dropshipping lo podemos comparar con un comercio físico local. A los consumidores, también, les gusta comprar en pequeñas tiendas especializadas. No todo es Amazon. Por eso, es importante vender en un nicho que no esté saturado. Si te especializas y generas confianza y trato accesible, como en un pequeño comercio, tendrás mucho ganado.

Una tienda de dropshipping se puede montar en una semana y gastando poquísimo dinero. Incluso uno mismo puede montarse un Shopify o un Woocommerce. Hay mil tutoriales gratis por internet y, también, cursos de pago, serios, muy asequibles. El dropshipping no tiene nada que ver con montar un ecommerce de marca donde el trabajo y la inversión son mucho mayores.

➞ Puede ser ideal para empezar y validar una idea de negocio y si funciona, con todo el conocimiento que habremos adquirido, montar un ecommerce de marca, donde las ganancias sean mayores y donde podemos trabajar mejor la marca.

Desventajas

Y aunque las ventajas del dropshipping son muchas, no olvidemos todos las desventajas que tiene este sistema, y que suelen ser menos publicitadas.

El dropshipping parece fácil, una apuesta sin riesgo, pero no es así.

Pequeños márgenes de beneficios. Tu solo vendes. Ni fabricas, ni compras ni envías. Eso significa que tendrás poco margen, por lo que tendrás que vender mucho para mantenerte a flote y rentabilizar tu tienda online.

Cada vez que realizas una venta dropshipping la mayor parte de los beneficios se los lleva el proveedor. Esto es así.

Por eso, hay algunas cosas a considerar:

    • Los margenes, al final, no suelen llegar al 25%. Si subes los margenes de ganancia es posible que otros dropshipper estén vendiendo ese producto más barato.
    • Hay gastos a considerar. Montaje del negocio, la tienda online, su mantenimiento, nuestro trabajo, los gastos en marketing…
    • Conseguir tráfico no es nada fácil. Y nada rápido. Para posicionar hace falta tiempo y trabajo.
    • Con el dropshipping es muy difícil construir una base de clientes.
    • Aunque todo el trabajo de logística lo haga el proveedor nosotros como propietarios del ecommerce debemos tratar con mayoristas, buscar productos, subirlos a la tienda y todo lo relacionado con la atención y servicio al cliente.

➞ Mucha competencia. Es cierto que puedes empezar con el dropshipping con muy poco dinero y que alguien que entienda un poco puede montarse este tipo de negocio solo pero hay que echarle muchas horas sin saber el beneficio real por que, además, la competencia es grande.

El producto que estás pensando vender igual ya lo está vendiendo otro dropshipper más barato y que, además, tiene más tráfico y más experiencia. Por eso, es imprescindible un estudio de mercado.

➞ No tenemos el producto nosotros por lo que dependemos del proveedor. El tiempo de envío, como llega ese producto, su packaging… es algo que no podemos controlar. Es por esto que la elección de un buen proveedor es imprescindible para que funcione nuestro negocio de dropshipping.

A veces, los drop shippers pueden quedarse atrapados entre el cliente y el proveedor, esperando a que este solucione el problema. Hablar con los proveedores, sobre todo con los grandes, no es fácil. La lentitud en resolver los problemas puede arruinar nuestro servicio de atención al cliente. Y un retraso y una mala atención te hacer perder clientes.

Enviar un correo al cliente, después de una compra, para saber como ha sido su experiencia nos ayudará a seleccionar a los proveedores. Por eso, es importante no depender de un solo mayorista de dropshipping.

Otra manera de ver como funciona un mayorista es comprarle algún producto que tengamos pensado comercializar, a ver como responde.

Dificultad de hacer marca. Las marcas por si solas atraen tráfico y nos diferencian de la competencia. Una marca tiene una historia que conecta con los clientes.

Con el dropshipping es más difícil hacer marca. Eres uno más, porque los productos que vendes pueden estar vendiéndolos muchos mas, cualquiera. Hacer marca con productos de terceros es difícil.

La ventaja, en este caso, es que nos ahorramos todos los gastos que conlleva hacer marca pudiéndolos invertir directamente en la venta del producto.

Para tiendas con tráfico, el dropshipping puede ser una buena manera de probar productos y ampliar el catálogo.

#5 – Dropshipping frente afiliados

Mucha gente tiene la duda si empezar con el dropshipping o con sistemas de afiliados.

Y, aunque suelen haber páginas de afiliados de Amazon (hechas con Woocommerce) que ya parecen un comercio online, hay muchas diferencias.

Amazon afiliados consiste en añadir en un blog o red social un enlace que lleve a la página de ventas de Amazon. Por cualquier venta que se haya producido a través de ese enlace recibes una pequeña comisión.

Por ejemplo, si tienes un blog de decoración puedes recomendar productos de Amazon o de El Corte Inglés o de Leroy Merlin. Todas tienen programas de afiliados.

El marketing de afiliados requiere una inversión mínima, ya que con un simple blog puedes recomendar productos. Y las complicaciones, también, son mínimas. Lo más complicado de este sistema es conseguir tráfico.

Puedes trabajar afiliados en cualquier sector. El problema es que las ganancias son muy limitadas. Las comisiones por venta de Amazon son entre un 3% y un 10% máximo. Hay que vender mucho para ganar dinero.

El problema del marketing de afiliados es que no controlas nada. Cuando un usuario de tu blog pincha el enlace de afiliados sale de tu web hacia la tienda online y allí no sabes lo que ha hecho.

Con el dropshipping la venta se cierra en nuestra tienda y podemos ver como actúan nuestros clientes. Si llegan hasta el carrito de compra, cuantos productos ven… Tenemos datos que nos servirán para mejorar la experiencia de usuario.

En el dropshipping, sin tener que comprar, ni almacenar, ni enviar productos, nuestra comisión es mayor.

Imagina hacer una web de venta de estufas. Podríamos buscar proveedores de dropshipping de estufas y añadir los productos en nuestra tienda online o podríamos buscar productos en Amazon y otras tiendas para añadir en nuestra web enlaces de afiliados.

Otra ventaja del dropshipping frente a el marketing de afiliados es que podemos jugar con el precio, subiendo o bajando nuestro margen.

Desde una tienda online podemos trabajar mejor nuestro marketing y la atención al cliente.

#6 – Otras formas de dropshipping más rentables

Si bien las forma principal del dropshipping es buscar a los grandes proveedores y añadir sus productos en nuestra tienda online hay otras formas de rentabilizar mejor nuestro negocio de dropshipping.

Dropshipping local

Puedes contactar con empresas que vendan productos que te interesan y que no lo hagan online o aunque tengan venta online igual les interesa que nosotros vendamos también sus productos.

Por ejemplo, algún productor local de cualquier sector. Ya sea alimentación o bisutería. Aquí podrías obtener un mejor margen si el proveedor ve que realmente vendes. Además la comunicación sería más cercana y cualquier contratiempo se resolvería antes.

Stockshipping

El stockshipping no es un modelo de dropshipping, realmente, pero es un modelo con poca inversión y poco riesgo.

Se trata de comprar productos, normalmente en China, muy pocas unidades, y venderlos por un precio mucho mayor desde nuestra tienda, captando tráfico en redes sociales, por ejemplo.

Compramos poco stock a precio muy bueno, precio de mayorista, en sitios como Alibabá y parecidos, y nos encargamos nosotros del envío, que llegará en muy poco tiempo al cliente. Si la compra la hiciera en China le tardaría, mínimo, de 20 días a un mes.

Con esto mejoramos la experiencia de compra. La inversión es pequeña porque compramos pocas unidades y podemos ir adquiriendo más conforme se vayan vendiendo.

Si entras en la página de Alibaba verás productos a muy buen precio comprando muy pocas unidades.

Existen muchos proveedores chinos que venden a precio de fábrica. Aunque es arriesgado en ciertos productos.

grafico de un envío online

#7 – Preguntas frecuentes sobre dropshipping

╼ ¿Qué significa dropshipping?

Dropshipping viene de las palabras inglesas drop, en esta acepción, significa soltar, dejar de lado y shipping que traducimos como envío: dejar de lado el envío.

El dropshipping es vender productos de mayoristas sin tener que comprar el stock y sin tener que enviarlo. Vendemos en nuestra tienda productos de proveedores y cerrada la venta pasamos el pedido al proveedor para que haga el envío. Pagamos el precio del artículo al proveedor menos el margen que hayamos añadido.

╼ ¿Para quién es aconsejable el dropshipping?

El dropshipping es aconsejable para aquellos que tengan nociones de marketing digital, posicionamiento web y ventas y quieran tener una tienda online invirtiendo muy poco.

Personas con muchos seguidores fieles en redes sociales, influencers, también pueden probar este modelo.

╼ ¿Es rentable el dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio con bajo riesgo que puede ser rentable si se consigue un producto ganador y se consigue vender mucho, ya que los márgenes son bastante pequeños.

Debido a los costes tan bajos se puede probar fácilmente el modelo y testar productos a vender. Igualmente, conseguir algo de beneficios de manera más rápida es más fácil que con una tienda online de marca.

¿Cuánto cuesta montar una tienda de dropshipping?

Pues con CMS como Woocommerce o Shopify, bastante intuitivos y con muchísimos tutoriales gratuitos por internet, hasta uno mismo puede crearse una tienda con pocos productos.

Depende de los productos a vender y la complejidad del encargo, una tienda online para dropshipping podría costar entre los 500€ a los 3000€.

Habría que añadir el precio del alojamiento, el dominio, plugins… etc, que no es mucho (según tienda por menos de 60€ mes). Y es fundamental reservar dinero para marketing online.

╼ ¿Tengo que estar dado de alta para hacer dropshipping?

Por supuesto que si, y no. Cualquier actividad económica en España tiene que pagar sus impuestos correspondientes. Y según la legislación actual hay que darse de alta y realizar las preceptivas declaraciones de ingresos cuando realizas una actividad regular en la que estás ganando dinero.

Pero, al principio, si facturas poco no hace falta darse de alta en autónomos. Eso si, deberías darte de alta en Hacienda.

Hay una pequeña laguna legal en la que si facturas menos del salario mínimo y no es tu actividad habitual puedes no estar dado de alta en autónomos. No creo que sufras una investigación fiscal por beneficios de 500€ al mes.

Conclusión

El drop shipping no es mal sistema para empezar en el mundo del comercio online. Los pocos recursos que se necesitan hacen que sea un sistema ideal para probar y aprender por nosotros mismos, el mejor aprendizaje posible.

La búsqueda de productos para vender, con proveedores confiables, y que no tengan mucha competencia y una tienda bien diseñada serán las claves del éxito de nuestro negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.