12 Ventajas de ser autónomo y 12 incovenientes

Gráfico autónomo trabajando y rótulo ventajas de ser autónomo
  • ¿Qué pesan más las ventajas de ser autónomo o los inconvenientes?

Resumen – La principal ventaja de ser autónomo es que eres tu propio jefe, algo que anhelan muchos profesionales. Pero trabajar para uno mismo no es tan bonito como parece, ya que a las habilidades propias de la profesión hay que añadir otras para tener éxito como autónomo. No existe una receta rápida para triunfar como autónomo y grandísimos profesionales han fracasado cuando han trabajado para si mismo. Requiere mucho trabajo y tiempo. Y una fuerte mentalidad.


Ventajas e inconvenientes de trabajar para uno mismo

Antes de hacerse autónomo, hay que responder a una pregunta. ¿Prefieres un trabajo con un sueldo fijo todos los meses, seguro, pero con un crecimiento lento o uno más apasionante pero que puede conllevar algunos contratiempos, sobre todo al inicio?

1.- Beneficios de trabajar como autónomo

Reunión de trabajo autónomos

La base mínima para cotizar como autónomo son un poco menos de 300 € al mes. Si no has estado dado de alta como autónomo en los dos últimos años tienes una tarifa de 60€ mes durante un año, ideal para poder asentarte como trabajador por cuenta propia. Tienes más información aquí.

Estas son las principales ventajas de ser autónomo y trabajar para uno mismo:

.- Libertad para elegir trabajos. Aunque puede que estés obligado, sobre todo al principio, a aceptar trabajos poco apasionantes, trabajando para ti mismo puedes ser más selectivo con los trabajos a realizar y, escoger, solo aquellos que, de verdad, te emocionen.

.- Libertad para elegir a los clientes. Trabajando para otro tienes que lidiar con cualquier cliente, sea más o menos tóxico. La experiencia nos hace ver aquellos clientes que van a producir más dolor de cabeza que beneficios. Como autónomo tienes capacidad de elección.

.- Control de la carga de trabajo. Eres tú el que marca el límite de los trabajos a realizar y tienes la oportunidad de delegar o subcontratar alguno, o alguna parte de ellos.

.- Flexibilidad. El horario no viene impuesto. Si tenemos que llevar los niños al colegio podemos empezar más tarde nuestra jornada, por ejemplo. O si queremos tener la tarde libre podemos empezar a trabajar de madrugada. O librar un día entre semana y compensarlo los fines de semana. Aunque todo vendrá determinado por la cantidad de trabajo, como autónomos tenemos bastante flexibilidad. Tú marcas el horario.

.- Variedad de trabajos. Normalmente, cuando estás contratado los trabajos suelen ser bastante repetitivos. Como autónomo puedes optar a trabajos más variados e interesantes.

.- Amplio mercado. Con las comunicaciones actuales puedes trabajar para gente de otra ciudad e incluso de otro país. Tu trabajo habla por ti. Si eres bueno triunfarás tu, y no tu jefe o la empresa, y recogerás, de verdad, los beneficios de tu trabajo.

.- Poder escoger a los colaboradores. Para cualquier trabajo podrás contratar al especialista que te haga falta, al que veas más capacitado y con el que tengas más feeling.

.- Amplías tus habilidades. Es difícil encontrar autónomos super especializados. Quieras o no ampliarás tus habilidades dentro de tu profesión y adquirirás muchas habilidades de gestión tanto hacia clientes como hacia tu propio equipo. Y no olvides las labores de marketing.

.- No dependes de nadie. Tener un sueldo fijo todos los meses no significa un trabajo para toda la vida. En cualquier momento pueden prescindir de ti. Una simple externalización de la empresa puede significar un despido. Como autónomo tú te buscas tu propio trabajo y, con el paso del tiempo y buenos contactos, puede ser un trabajo para toda la vida.

.- Poder trabajar desde cualquier lugar. No tienes que fichar en la oficina. Puedes trabajar desde casa, desde una cafetería, desde un coworking o desde tu lugar de vacaciones. Tú decides la mayor parte de las veces.

.- Se puede ganar más. En una encuesta realizada en 2020 en EEUU el 65% de los trabajadores autónomos estaban ganando más de lo que ganaban en sus trabajos anteriores. Aunque hay que luchar contra los altibajos, como autónomo se puede ganar más que como trabajador por cuenta ajena.

.- Poca monotonía. Los días de las personas que trabajan para si mismo no suelen ser aburridos y repetitivos porque se suelen compaginar varias tareas y abordar proyectos muy distintos.

.- Ser tu propio jefe. Como conclusión, para lo bueno y para lo malo, eres tu propio jefe y tú marcarás tu camino.

Ser autónomo es dirigir una pequeña empresa, y no es una tarea fácil. Llegar al éxito está lleno de incertidumbre y momentos difíciles.

Es posible que se presenten dificultades para generar ideas viables y sostenibles, para generar un equipo, para tratar con clientes o para conseguir trabajos interesantes en sectores muy competidos. Todo esto puede intimidarte y preferir un sueldo fijo. Por eso, para trabajar para uno mismo hay que ser mentalmente fuerte y estar motivado.

2.- Inconvenientes de trabajar como autónomo

trabajador autónomo cansado

Aunque todo parezca muy bonito, vamos a ver la parte negativa de ser autónomo.

.- Periodos buenos y malos también. Puede que tengas periodos de mucho trabajo que pueden llegar a agobiarte y periodos que no entren apenas trabajos. Lidiar con eso, no es nada fácil.

.- Necesidad de saber administrar un negocio. Puedes ser un enorme programador, abogado o contable pero vas a necesitar tiempo para aprender de papeleos diversos. Redactar un contrato, llevar contabilidades, hacer presupuestos y facturas, conocer programas de gestión y de marketing…

.- Aprender a fijar un precio justo. Esto que puede parecer baladí, no es así. Es difícil hacer un presupuesto y calcular un precio competitivo, que no nos haga perder tiempo y dinero pero que tampoco haga huir al cliente y decidirse por otra empresa.

.- Tareas de marketing o de vendedor. Tu eres tu propia empresa y deberás empezar a venderte, a ponerte en el mercado y a diferenciarte de posibles competidores. Aunque tu trabajo será tu mejor presentación, nunca hay que olvidar el marketing. Por ahí, llegarán muchos trabajos.

.- Crisis existenciales (en momentos puntuales, no exageremos…). Momentos de mandar todo a paseo y pensar “… con lo tranquilo que estaba trabajando para fulano.”

.- Mucho ensayo y error. Hasta conseguir cierta regularidad en el funcionamiento de tu “pequeña empresa”. Un autónomo es un pequeño empresario y hasta que se aprende se suelen cometer errores.

.- No más irte para casa y olvidarte de todo. El negocio es tuyo y siempre hay cosas que nos ronda por la cabeza. Aprender a desconectar es una labor difícil para los pequeños empresarios.

.- No más bajas por enfermedad. Aunque un autónomo puede cobrar la baja por una enfermedad común las cantidades son irrisorias y rara vez pasan de los 20€ diarios. Además, los dos primeros meses deberás seguir pagando la cuota de autónomo.

.- Trato al cliente. El trato con clientes es una de las características principales de un autónomo. Los clientes recurrentes pueden ser la principal fuente de ingresos.

.- Problemas de caja. Puede que muchas veces tengas problemas de caja. Porque hay que comprar equipos, contratar gente para determinados trabajos, porque un cliente tarda en pagar… Afrontar esos problemas no es fácil.

.- Cierto aislamiento. Sobre todo, si trabajas desde casa, puedes estar demasiados días sin tener muchos contactos profesionales. Un poco solo. Aquí tienes unos consejos para trabajar desde casa.

.- Ni paro ni jubilación. El autónomo no tiene paro si las cosas vienen mal dadas y si cotizas por lo mínimo, la jubilación que tendrás no llegará al salario mínimo. Fundamental, plan de jubilación o inversiones seguras para completar la futura pensión.

Conclusiones

Trabajar como autónomo, para uno mismo, significa estar construyendo un negocio, ser empresario y, como tal, hay que ser responsable, apasionado y auto motivador. Hay que ser paciente, ingenioso y una persona confiable, de buen talante.

Si puedes soportar situaciones, más o menos extremas, te irá muy bien. Y no olvides que de todo se aprende y los principios siempre son duros.

Si quieres contar tu experiencia o ves alguna ventaja o inconveniente más, no dudes en dejarlo en comentarios. Y si te ha gustado el artículo, por favor, compártelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *