Montar un Food Truck en España

Hoy en día impulsado por el afán emprendedor, el amor por la cocina y las ganas de tener una profesión que te permita no estar sujeto a una localización y ser tu propio jefe, ha derivado en un crecimiento  crecido  notable de los proyectos empresariales basados en un negocio de restauración cuya venta se realiza en la calle y donde la elaboración y el servicio se realiza en una furgoneta…es decir…una food-truck¡¡

Lo cierto es que los food-trucks se ha coinvertido en una interesante opción gastronómica, especialmente entre la gente más joven, aunque no nos engañemos, no se trata del típico puesto de hamburguesas o perritos caliente, la mayoría de estos food-trucks ofrecen unas más que interesantes ofertas gastronómicas e gran calidad y de todo tipo, ya se de comida tradicional, menús saludables, vegetarianas, veganos,…etc.

Uno de los aspectos que ha hecho que se popularice esta opción es el hecho de que, en comparación con un negocio de restauración tradicional, la inversión necesaria no es muy elevada, de hecho, con algo más de 15.000€ es posible poner un negocio de food-truck en marcha.

Vamos a empezar a tratar este tema empezando por la parte que más dudas genera…normativas, permisos, licencias…etc.

Lo primero que tenemos que saber es que no existe legislación específica que regule el tema de los food-trucks en España o al menos no existe una normativa unificada a nivel nacional, por lo que deberemos acudir a la legislación europea, a la legislación de tu Comunidad Autónoma, especialmente en el apartado de sanidad y por supuesto la normativa sobre venta ambulantes y sobre donde puede estacionarse el camión que establezcan los ayuntamientos.

La legislación europea, si permite los food trucks. Puedes consultar el reglamento (CE) Nº 852/2004 del parlamento europeo de 2004 relativo a la higiene de los productos alimenticios.

También debes pedir la autorización sanitaria de funcionamiento en tu comunidad autónoma y por supuesto, estar en posesión del carnet de manipulador de alimentos.

Debes tener en cuenta que no podrán situarse en los accesos de edificios de uso público, en establecimientos comerciales o industriales ni en aquellos lugares que dificulten el paso y la circulación. Pero también es cierto que se pueden llegar a acuerdos con propietarios de suelo privado (empresas, centros comerciales, parking de oficinas…) para colocar nuestro food-truck. 

Los requisitos legales y tramites que necesitaremos realizar para comenzar nuestra actividad son exactamente los mismo que para cualquier otro tipo de negocio. En nuestro caso en concreto, deberás tramitar:

  • Alta en Seguridad Social y Hacienda: Debes darse de alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas) y afiliarte al RETA (Régimen Especial para Trabajadores Autónomos). En concreto, debes cumplimentar el modelo 036 en los epígrafes que te corresponden: 663.1 “Comercio al por menor, fuera de un establecimiento comercial”, 674.1 “Servicios especiales de restauración” o 982.4 “Tómbolas, espectáculos, servicios de restauración”, etc.
  • Tendrás que estar también dado de alta como autónomo o constituir una sociedad limitaday pagar el IRPF correspondiente y el IVA trimestral.
  • Seguro de responsabilidad civil: Debes estar en posesión del seguro de responsabilidad civil que cubra posibles incendios, intoxicaciones alimentarias y otros accidentes relacionados con la actividad que desempeñe el negocio.
  • Carnet de manipulador de alimentos.
  • Carnet de conducir e ITV.

Plan de Empresa

Elaborar un plan de negocio es la mejor manera de comprobar la viabilidad del proyecto empresarial que quieras poner en marcha, ya que deberás tener en cuenta la competencia, obstáculos, resultados…etc.

Especialmente en el tipo de negocio que estamos hablando deberás tener especial atención a los costes del comienzo de negocio, como por ejemplo la compra y acondicionamiento del camión, los gastos fijos y variables como el estacionamiento, las compras a proveedores, gastos de gasolina,…etc.

No te pierdas nuestro post Sobre cómo hacer correctamente un Plan de Negocios¡¡¡¡¡

Debes tener muy presente de la importancia, especialmente de tener muy claros los costes que vas a tener (y por tanto los beneficios que debes obtener para tener una buena rentabilidad) ya que, en este tipo de negocios, no se abre todos los días y te moverás, sobre todo, en épocas de mucha afluencia a un determinado sitio, ferias y mercadillos, espectáculos.

Uno de los principales problemas que te vas a encontrar es que no vas a abrir todos los días. Tendrás que buscar el mayor número de ferias y eventos durante todo el año para saber cuántos días vas a trabajar.

2 aspectos clave en este negocio…el camón y la oferta gastronómica.

El Camión.- Nos encontramos ante la mayor inversión que tendremos que hacer frente para poner en marcha nuestro negocio y también la mas importante, ya que estamos hablando de nuestra imagen diferencial, nuestra marca, es decir aquello que nos va a diferenciar del resto de la competencia.

Existen en el mercado algunos modelos vintage que suelen dar buen resultado o vehículos más modernos que son fácilmente acondicionables. Es difícil determinar un precio concreto para la inversión en el vehículo, puesto que existe todo tipo de modelos, nuevos y de segunda mano, con más o menos equipamiento.

Esta inversión puede oscilar entre 10.000 y 50.000 euros, en concreto una furgoneta, tipo Renault Master o Fiat Ducato, de segunda mano, equipada y preparada para funcionar como food truck puede costar entre 30.000 y 35.000 euros. Las de estilo vintage, una Citroën HY, tiene un precio que parte de los 4.000 euros y puede llegar a los 18.000 eurossi está restaurada.

Estas tarifas, facilitadas por Food Truck Ya, son aproximadas, ya que dependen del estado del vehículo y de las modificaciones que quieras realizar.

Si compras un vehículo de segunda mano asegúrate antes de la compra, que tiene todos los papeles en regla. Homologación e ITV pasada.

El coste del equipamiento interior se debe ajustar a lo que quieres cocinar. Tanto en el vehículo como en el local, necesitarás equipos de cocina, que variaran según el tipo de comida que vayas a ofrecer. Cámara frigorífica, horno, fogones, pequeño electrodoméstico, utensilios, salida de humos, y otros materiales pueden sumar varios miles de euros de inversión.

Oferta Gastronómica. – En este caso, lo más importante es que tengas una propuesta interesante y original que pueda seducir a los clientes.

Según tus habilidades y competencias, deberás especializarte en una u otra oferta gastronómica, siempre teniendo en cuenta cómo va a ser tu camioneta y como, que será tu cocina.

Por ponerte un ejemplo, puedes decantarte por:

  • La hamburguesa gourmet, de calidad, se ha puesto muy de moda, ofreciendo unos productos muy especializados (y con precios altos).
  • Disponer de un horno y preparar pizzas es una opción interesante y muy demandada por los clientes.
  • Para clientes que prefieren platos frescos y sanos, podemos decantarnos por ofrecer sushi, poké, o incluso ensaladas, propuestas veganas,…etc.

Las posibilidades son muy variadas y amplias…Hamburguesas, perritos, comida vegana, bocadillos, barbacoa, crepes, comida internacional, comida asiática, nachos, tapas, pizzas, brochetas, tacos, fajitas, burritos, pitas, sándwiches…

Ten en cuenta que hay que tener una carta muy corta para facilitar la gestión, ya que más ingredientes, significan precios más altos y eso, sin contar con el espacio de almacenamiento de ingredientes que también deberás tener muy en cuenta.

Una buena forma de controlar el gasto de los ingredientes es variar nuestra oferta dependiendo de la temporada en la que nos encontremos, asimismo el comprar al por mayor nos ayudara a reducir costes.

Una buena regla general es mantener los costes de tus alimentos entre 15% y 28%.

Para acabar y de manera muy resumida te vamos a dar una serie de recomendaciones que pueden ayudarte mucho a la hora de montar tu negocio de Food-Truck:

  • Define tu oferta y, por tanto, tu cliente objetivo.
  • Innova y diferénciate de la competencia
  • Ofrece un menú corto y original
  • Vigila los costes de los ingredientes y haz una buena selección de proveedores.
  • Promociónate a través de Internet
  • Escucha y en cuenta las recomendaciones, opiniones y críticas de tus clientes
  • Extrema la higiene y ofrece un servicio de calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.