Lo que NO tienes que hacer si quieres ganar dinero por Internet

Hoy en día son muchas las personas que se decantan por crear negocios a través de Internet basándose, y con razón, en que los costes de inversión son mucho menores que en los negocios que se establecen de forma física, de forma tradicional.

Los negocios online se pueden convertir en una excelente fuente de ingresos siempre y cuando tengamos los conocimientos y la experiencia adecuados que harán que no cometamos ciertos errores que pueden lastrar tu negocio de forma insalvable.

En este post vamos a tratar los errores más comunes que suelen cometer algunos emprendedores, conociéndolos evitaras que te sucedan a ti y por tanto aumentaras de manera notable, las posibilidades de éxito de tu proyecto. 

No tener una idea perfectamente estructurada

No hay nada peor que no saber la dirección u orientación que quieres darle a tu negocio, es vital tener un plan perfectamente definido con todos los pasos que debes ir dando para conseguir los objetivos establecidos, no se puede empezar un negocio sin tener perfectamente definida nuestra estrategia y planificación.

No hay que caer en la falta de estrategia y planificación ya que si eso ocurre estaremos muy abiertos a dispersarnos con nuevas ideas, y al final acabamos dejando el proyecto a medias, iniciando uno nuevo y volviéndolo a dejar a medias.

Por mucho que sea un negocio online y por tanto no exija un complicado y completo plan de negocio, debes disponer un documento que refleje los beneficios que obtendremos, las metas a alcanzar, las tareas a realizar, los clientes objetivo, la inversión necesaria, los recursos que vas a necesitar, las acciones de marketing…etc.

Considera en su justa medida el tema del dinero

Por un lado, tienes que disponer de los recursos financieros necesarios para poner en marcha tu proyecto, a pesar de no ser una empresa “física” y que el aporte necesario será menor…necesitas dinero para ponerla en marcha.

No te olvides de los imprevistos que puedan surgir¡¡ Es vital contar con un pequeño (o no) colchón financiero para cubrir cualquier contingencia que pueda surgir.

Por otro lado, está claro que si montas un negocio es para ganar dinero, pero si solo piensas en ganar dinero, posiblemente tu proyecto fracase. Generalmente cuesta mucho esfuerzo y tiempo el que un proyecto genere beneficios, pero si solo piensas en ello, es fácil que te desanimes y dejes el proyecto a medias.

Entiende el proceso de ganar dinero con tu proyecto como si fuese un maratón, muchos empiezan, pero no todos acaban…eso sí, con perseverancia, trabajo y paciencia…llegaras a la meta mientras que muchos de tus competidores se habrán ido desinflando por el camino.

Está muy bien que el dinero a ganar sea una motivación, pero no puede ser la única motivación¡¡

Respeta las reglas de juego

No caigas en el error de considerar Internet, donde vas a desarrollar tu negocio, una ciudad sin ley donde todo vale. Al contrario…cada vez se revisa, regula y penalizan el que quieras engañar a los distintos buscadores en el momento de posicionar tu empresa en los resultados que aparecen en las primeras posiciones de las búsquedas

Por otro lado, debes respetar escrupulosamente los derechos de autor, ya han pasado los tiempos donde toda la información que aparecía publicada era de dominio público y podías utilizarla en tu interés, hoy en día se persigue y sanciona duramente, las violaciones de la propiedad intelectual de los contenidos que se publican en Internet.

Piensa en el contenido y en tus visitantes

Piensa bien en tu página web…independientemente del negocio del que se trate, se ha convertido en tu escaparate, en tu carta de presentación frente a los potenciales clientes que puedas tener.

Debes ponerte en su lugar a la hora de diseñar tu página web, pensado y actuando como lo harían ellos e implementando una buena usabilidad destinada al usuario de tu página.

No descuides el tiempo de carga de tu página, ten en cuenta que diversos estudios hablan de que entre 25%-35% de los usuarios abandonan una página si no carga antes de 4 segundos. Actualmente el tiempo se sitúa ya en los 3 segundos y si hablamos de dispositivos móviles el tiempo es cada vez menor.

Ser muy cuidadoso con la publicidad o anuncios que puedan incluir en tu página buscando un rendimiento económico pero que puede derivar en una pérdida de clientes molestos por mucha publicidad. 

No “pases” de las Redes Sociales 

No cometas el error de pensar que no necesitas el apoyo de estas herramientas, de hecho, el no tener estas redes limitaran (y mucho) tus canales de comunicación y promoción.

Debes generar contenidos interesantes y relacionados con los clientes que accedan a tus redes sociales, investiga los sitios que frecuentan tus clientes e implementar las estrategias que te hagan convertirte en una página de referencia en el sector.

Procura no “spamear” mucho sobre tu empresa en las páginas o redes sociales de la competencia, eso no generara una buena impresión sobre los potenciales clientes que accedan a esas páginas.

Se diferente a los demás

Debes aportar valor al mercado para de esta manera diferenciarte del resto de la competencia.

Planifica y establece tus comunicaciones y contenidos de una forma que impacte y llame la atención.

Ante la cantidad de estímulos que los clientes perciben en internet, debes ofrecer planteamientos diferentes para poder de estar manera, diferenciarte de los demás…si no hay planteamientos deferentes que generaran sensaciones en los clientes, al final se decantaran exclusivamente por el precio…eso llevara a una guerra de precios de las que puede ser que no salgas bien parado.

No regales tu trabajo

No caigas en el error de bajar el precio de tus productos o servicios buscando ventajas competitivas frente a la competencia, malamente vamos a iniciar de manera correcta un negocio si lo empezamos con pérdidas.

Tus productos o servicios tienen un precio…justo…ponlo¡¡ pon en valor en el esfuerzo de tu trabajo y no lo regales. Quizás esa bajada pueda servirte para conseguir una buena cantidad de clientes, pero sino obtenemos beneficios…de poco vale…y ni te cuento donde van a ir esos clientes cuando hagas el necesario ajuste (subida) de los precios.

No olvides que muchos clientes desconfían de la calidad de los productos o servicios excesivamente baratos.

 Nuestras recomendaciones para no cometer estos errores que acabamos de comentar:

  • Ten tu idea de negocio muy clara, define tu mercado y tus clientes objetivo.
  • Se consciente que necesitaras destinar esfuerzo, tiempo y dinero para poner en marcha tu proyecto.
  • Cuenta con el asesoramiento de expertos en temas tales como el diseño de la página web, uso de redes sociales, aspectos legales…etc.
  • Sobre todo…ten paciencia y persevera en tu objetivo…recuerda…esto es una maratón, no un sprint¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.