Crowdlending. Qué es y cómo funciona. Plataformas

gráfico de persona solicitando préstamo P2P

Resumen – El crowdlending ya está totalmente regulado en Europa y es un buen método tanto de inversión como una posible fuente de financiación. Vamos a ver qué es el crowdlending desde estos dos puntos de vista y cuales son las mejores plataformas de crowdlending, cómo funcionan y como invertir o solicitar financiación.


Crowdlending

El crowdlending está extendiéndose entre los inversores que quieren diversificar su cartera y, también, entre las empresas que buscan fuentes de financiación alternativas.

¿Qué es el crowdlending?

Para que se entienda fácil el crowdlending viene de la palabra inglesa crowd, que es multitud, y lending, que significa prestar. Son préstamos P2P, de personas a personas sin que intervengan entidades bancarias.

Definición de crowdlending

El sistema por el cual un grupo de personas se unen para invertir o adquirir participaciones en préstamos que solicitan empresas o particulares. Ofrece oportunidades alternativas de financiación a las empresas sin pasar por la ruta bancaria tradicional y a los inversores les ofrece la oportunidad de invertir en proyectos prestando dinero a cambio de intereses.

Como si fuesen una entidad crediticia. Entre una multitud de personas que quieren invertir se pone el capital y, los intereses de devolución son los ingresos de los inversores. Esto se hace a través de las plataformas de crowdlending.

Proyecto de crowdlending de Ecrowd

El crowdlending es una rama del crowdfunding, que es la aportación económica conjunta a un proyecto o iniciativa, a cambio de recompensas. A partir del crowdfunding han surgido diversos sistemas de financiaciones conjuntas. Cuando se juntan varios inversores para financiar un préstamo hablamos de crowdlending.

El crowdlending puede ser:

  • P2P (peer to peer). Una cantidad de personas financian a otras personas.
  • P2B (peer to business). Una empresa es financiada por muchas personas.

No confundir con el crowdequity, que es cuando se juntan varios inversores para inyectar capital para startups o empresas emergentes a cambio de acciones de estas. En este caso se involucran en la empresa como accionista. Es como si acudieran a una ampliación de capital.

El crowdlending es una inversión con cierto riesgo, igual que la bolsa y la gran mayoría de inversiones.  No es una cuenta de ahorro ni un depósito. Por eso, hay que estudiar bien la plataforma y el proyecto en el que se invierte.

Igual que en la compra de acciones, nadie te puede garantizar un tanto por cien de rentabilidad. Dependerá de los proyectos. Por lo general, según periodos, la rentabilidad de las inversiones en crowdlending suele estar entre el 5% y el 10% anual.

2- ¿Cómo funciona el Crowdlending?

Como cualquier sistema crowd su funcionamiento es super sencillo y totalmente online.

grafico que explica como funciona el crowdfunding

En principio, entran en acción tres partes. La empresa o particular que solicita la financiación, los que lo financian adquiriendo participaciones y una plataforma online o marketplace para llevarlo a cabo.

En estas plataformas es donde se publican solicitudes de capital por parte de empresas o particulares para determinados fines, ya sea para comprar una oficina o conseguir capital para crecer. El capital solicitado se va cubriendo con aportaciones de inversores.

En el crowdlending puede intervenir, también, una cuarta parte, cada vez más común: los originadores de préstamos. Empresas crediticias que conceden préstamos y lo publican en estas plataformas para captar gente que invierta en esos préstamos a cambio de una rentabilidad.

En este caso, los préstamos suelen estar ya prefinanciados por el originador.

3- Financiación a través del crowdlending

Para las empresas que buscan fondos, la solicitud de préstamo es muy sencilla y eficiente. Las plataformas de crowdlending  tienen, por lo general, costos más bajos que los de un banco, y eso a menudo significa tasas de interés menores para los prestatarios.

Solo hay que darse de alta en la web y elegir la cantidad, el plazo y la finalidad para la que se solicita el préstamo.

Entonces, habrá que rellenar el formulario online con toda la información personal y bancaria que nos soliciten. La plataforma analizará nuestro perfil y según el riesgo de impago y el dinero solicitado y marcará un interés. Los intereses oscilarán entre un 5%-10% TAE para préstamos normales.

Si seguimos adelante nos mandará su oferta con todas las condiciones. Si estamos de acuerdo firmamos y la plataforma lo publica para buscar inversores que irán cubriendo la cantidad total del préstamo con pequeñas aportaciones.

Cuando se haya cubierto el crédito se nos transfiere el dinero. Si no conseguimos cubrir la cantidad total del préstamo o una cantidad significativa, como un 80% según plataforma, en un determinado tiempo, 15-30 días, se denegaría el préstamo.

Los gastos suelen ser los de gestión de la plataforma que pueden ir de un 1% a un 10%. No exigen ninguna otra vinculación con la plataforma como la contratación de otros productos, por ejemplo, como hacen los bancos tradicionales. El gasto del préstamo es la comisión de la plataforma.

4- El crowdlending como inversión

Hay muchas plataformas de crowdlending especializadas en cierto tipo de préstamos y otras, más grandes, que abarcan casi cualquier tipo.

Así, se puede invertir en préstamos al consumo o personales, prestamos a empresas para determinadas acciones, préstamos a corto plazo, préstamos para proyectos inmobiliarios, préstamos a empresas emergentes…

Lo bueno de invertir en crowdlending es que no necesitas una cantidad mínima. Si quieres puedes invertir 20€ o 100 € para empezar. Esto es ideal, porque al existir multitud de plataformas, se pueden hacer pequeñas inversiones en varias para probar su funcionamiento. Si nos sentimos cómodos y nos gusta el sistema de inversión ya invertiremos mayores cantidades.

En inversión siempre es importante la diversificación. No es recomendable invertir solo en una plataforma de  ni invertir solo en un préstamo. Lo mejor es repartir el dinero a invertir en varias plataformas y varios préstamos para poder cubrirnos de posibles quiebras o impagos.

La mayoría de las plataformas tienen una herramienta automática en la que tu defines los parámetros que quieres para tu inversión siguiendo unos criterios (plazo, rentabilidad, riesgo, tipo de préstamo, divisa, países…) e invierten por ti automáticamente para que no tengas que estar buscando inversiones continuamente.

Para eso es fundamental tanto la fiabilidad de la plataforma como la de los originadores de préstamos. Antes de invertir comprueba:

  • Permisos. Mira si la plataforma tiene todos los permisos y licencias. Si está regulada.
  • Plataforma. Estudia la plataforma. Los volúmenes de venta que maneja, cuántos inversores tiene, qué rentabilidad ofrece, casos de impago, cuenta de resultados… todo lo que puedas.
  • Originadores. Lo mismo que la plataforma. Hay que ver la fiabilidad de los originadores de préstamos.
  • Diversificación: Con qué divisas opera y en qué países. Si está centrada, mayoritariamente, en determinados mercados.
  • Buyback. El buyback es una garantía que ofrecen las plataformas en caso de impago por parte del solicitante del préstamo. Hay de diversos tipos. Algunas devuelven el dinero invertido y otras, incluso te pagan, también, los intereses. No es la panacea. Si quebrara la plataforma o el originario del crédito perderíamos lo invertido.

5- Plataformas de Crowdlending

Plataformas de crowdlending hay mogollón. Vamos a reseñar algunas de las más populares en Europa.

Mintos

captura de pantalla de la plataforma de crowdlending Mintos

Mintos es indudablemente la mayor plataforma de crowdlending con mucha diferencia con la segunda.

Sus números impresionan ya que se han invertido más de 8.000 millones de euros a través de este Marketplace desde que empezó, allá por 2015. Además, cuenta con casi medio millón de inversionistas.

Permite, tanto invertir como solicitar créditos para hipotecas, automóviles, negocios, a corto plazo, prestamos de caja… Opera en casi todos los países del mundo y con múltiples monedas.

Mintos trabaja con originadores de préstamos que son los que evaluarán los riesgos antes de sacarlos al mercado.

El ROI de Mintos, según periodo, ronda el 10%. Por lo general, si inviertes en préstamos a corto plazo (< 30 días), los intereses se otorgan al final del plazo de la inversión y si inviertes en préstamos a largo plazo (varios meses), recibirá intereses y parte de lo invertido cada mes.

Estategurú

Estategurú está especializada en crowdlending inmobiliario. Es una opción, ya que esos préstamos están respaldados por propiedades inmobiliarias. Como una hipoteca.

Este Marketplace se ha convertido en el más importante de Europa en el nicho inmobiliario con más de 200 millones de euros de inversión, lo que produce sensación de estabilidad.

Las inversiones se pueden realizar en Estonia, Letonia, Lituania, Finlandia, Alemania, Portugal, España y las transacciones se realizan en euros.

Peerberry

Peerberry permite invertir en préstamos de consumo y bienes raíces originados por prestamistas no bancarios, pero con mucha reputación en Europa. La entidad prestamista es Aventus Group, que trabajaba con Mintos.

Antes de la pandemia esta plataforma llegó a los 12 millones € de inversión. Tiene una garantía de recompra cuando el prestatario se retrasa 60 días en el pago.

Es muy sencilla y dispone de la opción de autoinvest.

October

October es una plataforma de crowdlending española, regulada por la CNVM (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Antigua Lendix fue creada en España en 2015. Su intervalo de beneficio puede ir del 2% al 10% anual. Trabaja en toda Europa con oficinas en Madrid, Milán, París, Ámsterdam y Múnich.

Es de muy fácil el manejo tanto para inversores como para solicitar financiación. Además, su web está en castellano y muy bien explicados todos los pasos.

Viainvest

Viainvest cuenta muchas estadísticas en su página web en un ejercicio de trasparencia que se agradece. Según esas estadísticas han financiado casi 8 millones de euros, con casi 30.000 inversores registrados y con una tasa de beneficio del 10%.

Garantía de recompra tanto del capital invertido como de los intereses si el prestatario se retrasa 60 días en el pago. Herramienta para automatizar completamente el proceso de inversión según tus criterios.

Ofrece prestamos a 30 días, prestamos a plazos entre 3 y 12 meses y líneas de crédito.

Housers

Terminamos con Housers, plataforma especializada en crowdlending inmobiliario. También española y autorizada por  la CNMV. Ofrece construirse una cartera de inversiones en base a activos inmobiliarios.

Casi 150.000 usuarios y 150 millones en inversiones. Tienes la posibilidad de invertir en diversos tipos de inversiones inmobiliarias (compra venta, compras para alquilar, préstamos…).

Al ser activos más solidos puede que la rentabilidad sea menor que en otras plataformas. Inversión mínima de 200 €. Trabaja en España, Italia y Portugal.

Para buscar financiación para proyectos inmobiliarios es muy fácil. Solo hay que enviar el proyecto y los analistas lo valorarán antes de publicarlo en housers para atraer inversores.

Conclusiones

Tanto invertir como pedir financiación en estas plataformas es tan sencillo como darte de alta de la misma manera que lo harías en cualquier comercio online.

Es completamente gratuito, tanto la solicitud de préstamos como la inversión. Por lo tanto, ideal para probar. Solo hay que elegir bien la plataforma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.