Consejos para emprender con éxito¡¡

El montar tu propia empresa se ha convertido en una opción muy interesante para muchas personas, el ambiente de emprendimiento en el que nos movemos, los avances tecnológicos al alcance de todos han ayudado enormemente a que muchas personas se lancen a su propia aventura empresarial.

Hay muchos motivos por los que las personas se animan a montar sus propios negocios pero las más valoradas son la autonomía laboral que consigues siendo tu propio jefe y que te permite marcar las pautas, las tareas, las actividades, los objetivos….y por otro lado, la ganancia de tiempo que consigues pudendo dedicarlo a actividades de ocio o al disfrute de la familia.

Durante los primeros meses de tu proyecto empresarial te encontrares frente a todo tipo de retos, algunos de ellos pensaras que insalvables, te entraran las dudas y pensaras en abandonarlo todo…y precisamente para evitar que tires la toalla, te traemos ese post con nuestras recomendaciones o consejos que te ayudaran, o la menos eso deseamos, a no encontrarte con situaciones críticas que pueden dar al traste con tu proyecto de negocio.

Ten presente siempre que…El éxito de tu aventura solo depende de ti… de tu actitud emprendedora, de tus conocimientos, de tu modelo de negocio, tu plan de marketing…etc.

Ahora si…Vamos a ver esas recomendaciones…

1.- No dudes en buscar asesoramiento

No dudes en preguntar a personas que tengan experiencia en el mismo sector en el quieres desarrollar tu proyecto empresarial.

Bastante tienes con tener clara la idea de proyecto con, además, tener conocimientos de todo aquello que rodea un proyecto empresarial. Rodéate de gente que tenga los conocimientos necesarios en aspectos en lo que no seas un experto…temas financieros, administrativos, de marketing o informáticos…busca y selecciona personas que sumen al proyecto y que además de sus conocimientos técnicos, crean en el proyecto y se sientan parte del mismo.

2.- El pensamiento fundamental…cliente, cliente y finalmente…cliente¡¡

Si solo piensas en hacerte rico en poco tiempo…mal vamos. No hay una empresa o idea de negocio que no hay tenido éxito que no sea desarrollando su actividad desde una visión orientada al cliente.

Si tienes siempre en mente a tu cliente, estarás en disposición de crear y ofertar un producto o servicio que responderá, de manera real, a las necesidades del mercado, es decir, de los clientes…si eres capaz de conseguir que lo que ofreces se convierta en la mejor alternativa posible en el mercado…tienes el éxito asegurado.

Una de las formas de tener éxito, pensado en las necesidades del cliente es la de la segmentación, siendo la más básica la que se rige por la Ley de Pareto, la regla del 80/20. Esta regla afirma que en muchos casos el 80% de las ventas provienen del 20% de los clientes. Si detectas esos clientes y les dedicas más tiempo, los beneficios aumentarán y las pérdidas se reducirán de manera notable. 

El escuchar a tus clientes es la mejor manera de saber qué es lo que funciona…y lo que no. Este feedback te ayudara a mejorar tus procedimientos y servicios siempre bajo las indicaciones de tus clientes, los que ya tienes y los que podrás conseguir en base a esas indicaciones.

 3.-Planificación…tan evidente como importante

Aparte del asesoramiento que comentábamos anteriormente, es fundamental que elabores un Plan de empresa y que te servirá para conocer los puntos fuertes y débiles de tu proyecto y a establecer la viabilidad económica de éste, asimismo te ayudara a tomar mejores decisiones, como tus objetivos, los medios de los que dispones o las estrategias que te ayudarán a alcanzar las metas.

En este Plan de Empresa tendremos en cuenta todos los escenarios que podemos afrontar, especialmente los peores.

Esto nos ayudará, primero, a saber, si el negocio es viable antes de emprender y sobre todo a estar preparados para afrontar los problemas, obstáculos o dificultades que nos vayan surgiendo en el camino. 

4.- Controla los aspectos financieros del proyecto.

Con un presupuesto y un plan de acción para tu empresa tendrás muy claro qué gastos tendrás qué hacer y cuáles son los realmente necesarios. Debes tener muy muy claros nuestros presupuestos para compras, campañas de publicidad y marketing, la gestión contable o de impuestos…todo ello requiere un análisis y control exhaustivo. 

Al iniciar cualquier negocio siempre deberás hacer un gasto económico, pero tendrás que procurar que éste sea el mínimo posible. Así, es importante que no asumas más gastos de los que te puedes permitir. Si no tienes ahorros suficientes, es fácil que recurras a ayuda externa como créditos para poder sacar adelante el negocio. 

Un error habitual es endeudarnos por encima de nuestras posibilidades, con las dramáticas consecuencias que tiene no solo para el proyecto, sino para ti. Analiza tus posibilidades de financiación, los intereses, plazos y capacidad de hacer frente a los pagos es fundamental para no entrar en una espiral de deuda. 

Controlar tus finanzas es una manera muy sencilla de no desperdiciar dinero y por lo tanto de disponer de recursos financieros que podrás dedicar a otras áreas del proyecto. 

5.- Que no te asuste el equivocarte.

Es evidente que no te vas a lanzar a una aventura a lo loco, debes ser precavido y tener en cuenta los riesgos pero no debes perder de vista que también se aprende mucho a través de los fracasos y los errores….siempre y cuando…aprendas la lección, claro¡¡


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.